en Networking, Soluciones para edificios comerciales
La Internet de las Cosas (IoT) tiene el potencial de transformar la banca de formas que no hemos visto desde que se introdujeron los cajeros automáticos. Gracias a los dispositivos móviles, portátiles, activación por voz y la inteligencia artificial (IA); el ritmo de la innovación en la industria bancaria se está acelerando.

La forma en la que podemos obtener más dinero y completar transacciones ya no es un asunto de retirar en bancos, cajeros automáticos, o de pasar divisas entre personas. El modelo Uber ya ha mostrado que es posible ejecutar todo un negocio sin que el dinero cambie de manos o se deslice una tarjeta. Abra la aplicación de Uber, y con un par de toques podrá ordenar y pagar un viaje.

El proceso es rápido, fácil y conveniente. Y estos son atributos que los bancos buscan, ya que toman ventaja de la IoT y de la computación al extremo de la red con el fin de hacer que los negocios gusten más a los clientes. Al igual que en otras industrias, los objetivos de la IoT para los bancos serán los siguientes:

  • Mejorar la experiencia del cliente.
  • Aumentar la agilidad y velocidad para comprar.
  • Reducir los costos operativos.
  • Aumentar los ingresos.

Como con cualquier otra industria, los bancos están bajo la presión de controlar los costos y aumentar los ingresos. Pero cualquier innovación bancaria que haga más fácil el acceso al dinero o a transacciones completas, debe ser deliberada y cuidadosa, debido a que la seguridad es una gran preocupación en esta industria. Los piratas informáticos atacan constantemente a las instituciones bancarias, y la industria no puede permitirse tener fallas de seguridad que crearán desconfianza en la banca electrónica entre los usuarios.

Transacciones digitales

A pesar de los problemas de seguridad, una transformación profunda viene en camino. Es probable que la activación de voz y las aplicaciones móviles remplacen, o al menos suplementen, una gran cantidad de herramientas transaccionales que ahora usamos. Por ejemplo, es probable que las etiquetas en parabrisas para los peajes, sean reemplazadas por aplicaciones que se comuniquen con la cabina de peaje mediante WiFi o Bluetooth.

Pagar gasolina o un estacionamiento con dinero o tarjeta se sentirá anticuado una vez que sea posible hacerlo mediante aplicaciones móviles en tiempo real. Estas aplicaciones se activarán por voz o toque o, cuando tenga sentido, usarán la IA para transferir de forma automática el pago de ciertas transacciones.

El modelo de Uber será cada vez más común para todo, desde abarrotes con entrega en casa, hasta el pago de boletos de eventos deportivos y de entretenimiento. Más y más comerciantes de todos los tamaños y formas tomarán la opción de pagos electrónicos y billeteras digitales como Google Wallet y Apple Pay.

Ya que los millennials y post-millennials desplazan a las generaciones anteriores, es probable que al final nunca deban tocar una moneda o tarjeta de crédito. Todo el esfuerzo de la IoT en la banca se enfocará en facilitarles a las personas el acceso a su dinero y líneas de crédito. Por ejemplo, verificar un balance de cuenta se podrá hacer mediante un sistema activado por voz, tal como Alexa o Siri, para poner un ejemplo.

Componente periférico

Las innovaciones bancarias requerirán inversiones importantes en transformación digital, por lo que las organizaciones pueden planear añadir las nuevas capacidades que necesitan mientras mejoran los sistemas existentes, con el fin de manejar nuevos procesos y funcionalidades.

Para que la banca con conexión a la IoT tenga éxito, las instituciones bancarias y los procesadores de pago necesitarán invertir en computación al extremo de la red, lo cual lleva el procesamiento y el análisis cerca de donde sucede la acción – las “cosas” en la IoT y sus usuarios – mediante micrositios ubicados de manera estratégicas. Sin estos micrositios, será difícil evitar la latencia en la transmisión de datos entre las sedes de la compañía, infraestructuras en la nube y sucursales, todo lo cual tendrá que trabajar al unísono con el fin de hacer que la banca conectada a la IoT sea posible.

La innovación que estamos por ver en la banca sobrepasará la introducción de los cajeros automáticos. Pero para que esto sea viable, requerirá una sólida infraestructura con conectividad confiable, respaldo de datos y sistemas de gestión de energía, mucho de lo cual se maneja de forma periférica.

Si necesita asesoramiento sobre soluciones para banca, contáctese con nosotros.
Artículos Recomendados
Schneider Electric Smart-UPS con SmartConnectMinería y Petroleo: Cámaras ExCam XPT Q6055 y D201-S XPT Q6055 de Axis a prueba de explosiones